Search and Hit Enter

Abejas se refugian del peligroso mundo en una colmena robótica

Reuters – El zumbido de las abejas ahoga el estruendo del brazo robótico, que funciona con una eficiencia que ningún apicultor humano podría igualar.

Uno tras otro, la máquina escanea pilas de panales que, en conjunto, podrían contener hasta dos millones de abejas, inspeccionándolas en busca de enfermedades, monitoreando la presencia de pesticidas y reportando en tiempo real cualquier peligro que amenazara a la colonia.

La colmena de nueva generación ha sido desarrollada por la empresa israelí Beewise, que afirma que este tipo de cuidado permanente es lo que se necesita para minimizar el riesgo de colapso de la colonia.

El número de abejas ha disminuido drásticamente en todo el mundo, en gran parte debido a la agricultura intensiva, el uso de pesticidas, plagas y el cambio climático.

Las empresas han buscado diferentes tecnologías para intentar frenar el colapso masivo de las colonias, como la colocación de sensores en las tradicionales colmenas de madera o métodos para hacer frente a la pérdida de abejas, como la polinización artificial.

La colmena Beewise, del tamaño de un remolque de carga, alberga 24 colonias. En el interior, está equipado con un brazo robótico que se desliza entre los panales, la visión por computadora y las cámaras. Las aberturas codificadas por colores en los lados permiten que las abejas entren y salgan.

«Todo lo que haría un apicultor, el mecanismo robótico puede imitarlo y hacerlo de manera más eficaz sin cansarse, sin irse de vacaciones y sin quejarse», dice el CEO Saar Safra.

Esto incluye recolectar miel, aplicar medicamentos y combinar o dividir las colmenas.

Beewise ya ha obtenido 40 millones de dólares en financiación de inversores privados y más de 100 de sus sistemas están en uso en Israel y Estados Unidos.

No Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *