Search and Hit Enter

Empresa sin planeación estratégica, es como un barco a la deriva

La necesidad de planificar se deriva esencialmente del hecho de que cada institución opera en un entorno de cambio constante.

Armstrong afirma que el proceso de planificación ayuda a recopilar e interpretar datos que permitirán mantener el equilibrio entre la empresa y el medio ambiente, generando resultados favorables para su continua rentabilidad.

Existen herramientas administrativas útiles y esenciales para poder tener una adecuada planificación, que son el análisis interno y externo (DAFO), así como la determinación de objetivos.

La planificación estratégica es el proceso mediante el cual se declara la misión, visión y valores de una empresa, se analiza su situación externa e interna, se establecen sus objetivos a largo plazo y se formulan las estrategias para alcanzarlos.

Por su importancia, lo lleva a cabo la alta dirección proyectada a largo plazo, por un periodo de entre 3 y 5 años, aunque hoy en día en la práctica, debido a los constantes cambios en el entorno y el mercado, es más común realizar por un período de entre 1 y 3 años. Otra de sus características es que es móvil y flexible, requiere ser revisado cada cierto tiempo para realizar los ajustes o cambios necesarios y, a pesar de ser realizado por la alta dirección y aprobado por el consejo de administración, es un proceso interactivo. que involucra a todos los miembros de la empresa.

¿Qué es el análisis interno y externo?
Mediante análisis interno / externo, se compara la situación actual de la empresa con la realidad externa y se analiza la transmisión de información dentro de ella.

Análisis interno: considera aspectos como recursos humanos, materiales capaces de llevar a cabo proyectos de I + D + I (Investigación, desarrollo e innovación), catalogación de habilidades y conocimientos, análisis de factores de éxito y fracaso de sus iniciativas y proyectos.
Siga la información sobre los negocios y las novedades en Forbes México

Análisis externo: se basa en la realización de estudios de escenarios de evolución, estudios de evolución de mercado, estudios comparativos de productos de la competencia, etc., con el objetivo de determinar amenazas y oportunidades y valorar la importancia de diferentes ideas innovadoras.
Un análisis adecuado para la mayoría de empresas es la matriz DAFO. Es un método sencillo de comparación y análisis entre diferentes aspectos internos y externos de la empresa que puede ayudarlos a conocerse en un panorama más amplio y planificar en base a ese conocimiento.

¿Qué es la matriz DAFO?

Es una herramienta de análisis que se puede aplicar a cualquier situación, individuo, producto, empresa, etc., que se esté estudiando en un momento determinado. Permite formarse una imagen de la situación actual del objeto de estudio.

Para comenzar un análisis FODA, debe hacer una distinción crucial entre las cuatro variables por separado y determinar qué elementos corresponden a cada una.

Fortalezas: son las capacidades especiales que tiene una empresa, y que le permiten tener una posición de privilegio frente a la competencia. Recursos que se controlan, capacidades y habilidades que posee, actividades que se desarrollan positivamente, etc.

Oportunidades: son aquellos factores que resultan positivos, favorables, explotables, que deben ser descubiertos en el entorno en el que opera la empresa, y que permiten obtener ventajas competitivas o nuevas oportunidades de negocio.

Debilidades: son aquellos factores que provocan una posición desfavorable frente a la competencia, recursos que faltan, habilidades que no se poseen, actividades que no se desarrollan positivamente, etc.

Amenazas: son aquellas situaciones que provienen del entorno y que pueden incluso amenazar la permanencia de la organización.

¿Por qué es importante establecer metas?
Siga la información sobre el mundo en nuestra sección internacional

Establecer objetivos es fundamental para el éxito de una empresa, marcan un rumbo o una ruta que todos los empleados pueden seguir. Tener objetivos claros mitiga la posibilidad de perder el foco en lo que realmente aporta valor a la empresa y sirve de motivación al hacer sentir a los integrantes de la empresa que su trabajo contribuye al cumplimiento de un propósito.

¿Cómo debería ser una meta?
Escribir el objetivo puede parecer una tarea sencilla, pero debe hacerse con mucho cuidado para evitar malas interpretaciones.

No Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *